Tecnología de altos vuelos para fabricar aviones contaminando menos

La Alianza Tecnológica IK4 participa junto a empresas como Rolls-Royce, GKN, MTU, Turbomeca o ITP en el proyecto europeo Merlin, que investiga la aplicación de la fabricación aditiva a la industria aeronáutica

Es una iniciativa, que con un presupuesto de 7 millones de euros, pretende reducir los costes ambientales en la fabricación de las piezas de los motores de aviación, incrementar la libertad de su diseño y disminuir el consumo de combustibles y las emisiones de gases contaminantes, entre otros aspectos, gracias a la aplicación de las modernas técnicas de fabricación aditiva en la industria aeronáutica.

Los métodos tradicionales que se emplean en la fabricación de piezas para los motores aeronáuticos en la actualidad implican el uso de técnicas de sustracción de material, que generan chatarra en cuantías muy significativas y directamente proporcionales a la complejidad de la geometría elaborada. Uno de los objetivos de los investigadores del proyecto Merlin es demostrar que las técnicas de fabricación aditiva como la fusión selectiva por láser (SLM) y la deposición de metal mediante láser (LMD) pueden ser aplicadas a la fabricación de partes de motor y contribuir así a reducir el impacto medioambiental del transporte aéreo.

El responsable del proyecto en IK4, Jaime Ochoa, asegura que el uso de estas tecnologías permite el diseño de estructuras optimizadas y de geometrías más complejas debido a su gran libertad de diseño. De este modo, es posible fabricar componentes con una elevada eficiencia en la utilización de material, ya que se emplea “donde hace falta”.
Ochoa asegura que el ratio Buy-to-fly de la industria aeronáutica en estos momentos, parámetro que muestra la relación entre el peso de la pieza final y la cantidad de material necesaria para la obtención de la geometría, es muy elevado y para ilustrar su afirmación explica que, según datos de Rolls-Royce, para fabricar un motor de 7 toneladas hay que partir de una cantidad inicial de 28 toneladas, por lo que se desperdicia el 75% del material.

Comments are closed.