Una investigación sobre la colisión entre grupos de galaxias da pie a nuevas teorías sobre la materia oscura

Los resultados del trabajo liderado por el investigador Ikerbasque de la UPV/EHU Tom Broadhurst desafían la visión aceptada de que la materia oscura está compuesta de partículas pesadas
nebula gas cloud in deep outer space

Tom Broadhurst, investigador Ikerbasque en el Departamento de Física Teórica de la UPV/EHU, junto a Sandor Molnar de la Universidad Nacional de Taiwan e investigador visitante de Ikerbasque en la UPV/EHU en 2013 han llevado a cabo una simulación que explica la colisión entre dos clústeres de galaxias. Los clústeres o cúmulos de galaxias son los objetos más grandes que hay en el universo. Se trata de colecciones de cientos de miles de galaxias unidas por la gravedad.

En general, los clústeres de galaxias crecen en tamaño mediante la fusión entre sí para llegar a ser más y más grandes. Las fuerzas gravitacionales hacen que se unan lentamente en el tiempo a pesar de la expansión del universo. El sistema que se conoce como “El Gordo”, el mayor cúmulo de galaxias conocido, es a su vez fruto de la colisión de dos grandes cúmulos.
Esta nueva investigación ha consistido en interpretar el gas observado y la materia oscura de El Gordo de forma “hidrodinámica” mediante el desarrollo de un modelo computacional propio que incluye la materia oscura, la cual comprende la mayor parte de la masa, que puede observarse en la región de rayos X del espectro visible por su temperatura extremadamente alta (100 millones de kelvin). Los doctores Broadhurst y Molnar han conseguido obtener una solución computacional única para esta colisión debido a la forma de cometa del gas caliente, y a las ubicaciones y las masas de los dos núcleos de materia oscura que se han atravesado el uno al otro en un ángulo oblicuo a una velocidad relativa de unos 2.200 km/s. Esto significa que la liberación total de energía es superior a la de cualquier otro fenómeno conocido, con la excepción del Big Bang.

Dejar un comentario