La Facultad de Medicina y Enfermería celebra su 50 aniversario

Al acto asistieron autoridades, docentes, representantes del alumnado y antiguo alumnado, entre ellos un nutrido grupo de estudiantes de la primera promoción, y personal de administración y servicios

En esta celebración también han tenido un papel destacado Isabel Izarzugaza y Joseba Ibarmia, integrantes de la primera promoción de Medicina, la denominada Promoción Basurto conformada por 250 estudiantes. Así mismo, han intervenido los profesores e investigadores, Juan José Goiriena Gandarias y Carmen Camarero; y, junto a ellos, Begoña Arechaga, Txaro Dañobeitia, Igone Luis y Andrés Villanueva, personal de Administración y Servicios de la Facultad, todos ellos presentes en los inicios de la facultad. Tras la proyección del vídeo con los testimonios anteriores, ha intervenido José Félix Martí Masso, profesor del departamento de Neurociencias de la UPV/EHU y Premio Euskadi de Investigación 2014. Martí ha repasado la actividad investigadora en estos 50 años de la Facultad de Medicina y Enfermería.
Durante el acto, la rectora de la UPV/EHU, Nekane Balluerka, ha señalado que “la Facultad de Medicina y Enfermería de la UPV/EHU es responsable de la formación de un capital humano sin el cual no se puede entender nuestro sistema sanitario público y privado. El nivel de bienestar que ha alcanzado la población vasca, con uno de los índices de esperanza de vida más altos del mundo y unas excelentes condiciones sanitarias tiene, en los profesionales y las profesionales que hemos formado, su responsable principal”.
Por su parte, el decano de la Facultad de Medicina y Enfermería, Joseba Pineda, ha repasado la historia y ha analizado la implicación del centro y su personal con la sociedad en estas últimas cinco décadas. Y mirando al futuro, Joseba Pineda ha planteado como retos el envejecimiento, la cronicidad y la prevención, entre otros. “La facultad debe ser permeable a estas demandas si quiere seguir formando a los mejores profesionales de la salud que requiere la sociedad. Además, la docencia práctica debe extenderse la atención primaria, y debe aprovechar al máximo los recursos que nos aportan las nuevas tecnologías. Así mismo el entronque con nuestro entorno social y sanitario se debe extender al ámbito profesional, porque una facultad de medicina del siglo XXI debe estar cerca del hospital. Acercar lo básico y lo clínico es la mejor estrategia de país para buscar sinergias en la docencia práctica y la investigación biomédica, no solo para la propia Facultad sino también para todo el entorno clínico en el que se desarrolla”.

image_print

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies