Investigadores de CIC bioGUNE revelan la complejidad estructural de la maquinaria de replicación de ADN de las archaeas y de la interaccion del virus de la fiebre aftosa con su receptor celular

El descubrimiento puede tener aplicaciones biotecnológicas y ha sido publicado en la revista Nature Communications
biogune ADN

Investigadores de CIC bioGUNE y de la Universidad de Indiana han revelado la arquitectura del ensamblaje de la maquinaria de replicación de ADN de las archaeas, un grupo de microorganismos unicelulares capaces de vivir en condiciones extremas, y que posiblemente constituyen las formas de vida más antiguas sobre la tierra.
“Más de 30 años después de su primera caracterización, hemos descubierto que la polimerasa de ADN PolB1 de Sulfolobus es una holoenzima heterotrimérica. Por lo tanto, los ensamblajes con multi-subunidades de la polimerasa de ADN se encuentran en los tres dominios de vida: eucaria, bacteria y archaea. Nuestro trabajo demuestra cómo la asociación con las subunidades accesorias puede afectar la actividad central de una ADN polimerasa replicativa, mejorando su eficiencia durante la duplicación del genoma, un proceso celular fundamental en todos los dominios de la vida”, señala Nicola GA Abrescia, Profesor Ikerbasque en CIC bioGUNE.
La relevancia de este descubrimiento, que ha sido publicada en la revista Nature Communications, radica en la comprensión del mecanismo de replicación del ADN celular, utilizando archaea como sistema modelo simplificado de los procesos eucariotas, mucho más complejos.
Hay que destacar que esta investigación puede tener aplicaciones biotecnológicas, ya distintas empresas de este sector están interesadas en la utilización de enzimas altamente estables, como las ADN polimerasas, que puedan funcionar en una amplia gama de condiciones de trabajo, incluyendo la temperatura y el pH.
El proyecto comenzó en el año 2013 y es el fruto de la colaboración entre los laboratorios de los profesores Nicola GA Abrescia en CIC bioGUNE y Stephen Bell en la Universidad de Indiana. En los últimos años, esta colaboración ha dado lugar a importantes contribuciones en el campo de la transcripción celular y replicación genómica.
Para llevar a cabo este estudio, además de técnicas bioquímicas y de cristalografía de rayos X, se han aplicado métodos de microscopía electrónica. Actualmente, el uso de esta técnica está permitiendo avances espectaculares en distintas áreas de la investigación básica y aplicada, incluyendo la biomedicina.

Dejar un comentario