Investigadores de Biocruces identifican una prueba para detectar el párkinson antes de que sea visible

La ausencia de sudor en las extremidades, la pérdida de calor en las manos y la falta de olfato son indicadores determinantes de la presencia del mal
20170411_Grupo parkinson_.JPG

La investigación liderada por el Coordinador del Grupo de Enfermedades Neurodegenerativas del Instituto de Investigación Sanitaria Biocruces, Juan Carlos Gómez Esteban, está demostrando que tres pruebas muy sencillas pueden ser suficientes para diagnosticar de manera temprana el mal.
El grupo investigador ha comprobado ya en casi un centenar de pacientes que la ausencia de sudor en las extremidades y la pérdida de calor en las manos, constituyen junto a la falta de olfato un indicador determinante de la presencia del mal. El hallazgo, unido a la próxima aparición de vacunas capaces de contener el avance de la patología, permite confiar en que esta enfermedad podrá dominarse antes de que se presenten sus síntomas más devastadores.

Dejar un comentario