IK4-Ikerlan lidera el proyecto europeo Safepower para mejorar la eficiencia energética

Pretende implantar la tecnología de los smartphones en los sistemas electrónicos industriales
Mobile phone charging. Smartphone with charge battery level on t

El teléfono móvil contiene en sus elementos de computación tecnología avanzada que apaga o reduce funcionalidades para reducir el consumo energético cuando no necesitamos emplear todo su potencial.
IK4-IKERLAN lidera un proyecto europeo de I+D, llamado SAFEPOWER, que pretende implantar este tipo de estrategias y tecnologías en los sistemas embebidos, pequeños procesadores electrónicos utilizados en diferentes aplicaciones industriales y de transporte, para mejorar su eficiencia energética en un 50% sin comprometer su seguridad. Los fabricantes de smartphones y otras industrias multimedia han desarrollado estrategias de consumo energético muy evolucionadas para que sus productos ofrezcan un gran número de funciones sin depender de una fuente de alimentación externa, funcionando solamente con una pequeña batería.
La Comisión Europea, consciente de que los sistemas embebidos (pequeños procesadores informáticos con una funcionalidad muy específica insertados en dispositivos más grandes) empleados en la industria y el transporte no son tan eficientes, ha decidido impulsar este proyecto para que contribuya a trasladar a esos sectores estrategias y tecnología de gestión energética empleadas en la electrónica de consumo.
El proyecto SAFEPOWER, que ha arrancado en enero y tendrá una duración de tres años, cuenta con un presupuesto de cuatro millones de euros. Además de IK4-IKERLAN, líder de la iniciativa, participarán empresas tan importantes como la vasca CAF Signalling, SAAB, fentISS, Imperas, los institutos tecnológicos OFFIS (Alemania) y KTH(Holanda) y la Universidad de Siegen (Alemania).

Dejar un comentario