Detectan una nueva especie bacteriana causante de infecciones en humanos

Se trata de una nueva especie de Nocardia y ha sido bautizada con el nombre de Nocardia donostiensis.
Nueva bacteria UPVEHU

Un grupo de investigación del Servicio de Microbiología del HUD-OSI Donostialdea de Osakidetza y miembros del Centro de Investigación Biomédica en Red sobre Enfermedades Respiratorias-CIBERES (dirigido por el catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la UPV/EHU, Emilio Pérez-Trallero, e integrado para esta investigación por María Ercibengoa y José Mª Marimón), han detectado una nueva especie bacteriana causante de enfermedad en humanos. Se trata de una nueva especie de Nocardia y ha sido bautizada con el nombre de Nocardia donostiensis. Este año la ciudad de Donostia ostenta la Capitalidad de la Cultura Europea y de ahí su denominación.
El grupo de investigación ha prestado en los últimos años una atención especial a las infecciones por Nocardia y recientemente han descrito la presencia de infecciones en humanos de algunas especies que anteriormente solamente habían sido encontradas en animales o el medio ambiente1,2. En esta ocasión se trata de la caracterización de una especie que no se había descrito previamente en ningún otro lugar (‘species nova’)3.
“Nocardia es el ejemplo de las bacterias que afectan a personas con enfermedades previas como EPOC, neoplasias, etc. La identificación de estas bacterias no es fácil y su implicación en patologías humanas hasta tiempos recientes ha sido mal conocida. La primera sospecha de que podría tratarse de una nueva especie, partió de María Ercibengoa, investigadora del grupo CIBERES”, explica el profesor Emilio Pérez-Trallero. “Ya habíamos detectado anteriormente algunas especies de Nocardia en muestras respiratorias de pacientes que solo habían sido encontradas en el medio ambiente. En esta ocasión no se trata solo de eso, sino de la descripción de una especie que no había sido caracterizada previamente en ningún otro lugar”.
Para poder reconocerla como nueva especie y que la misma fuese aceptada en las colecciones internacionales con la adecuada caracterización, requirió de complicados estudios bioquímicos, secuenciación masiva y comparación con posibles especies similares de colecciones internacionales.

Dejar un comentario