BioCruces participa en un nuevo avance en la interacción entre receptores 5HT2A y MGLU2 y su papel en la esquizofrenia

El trabajo ahora publicado representa un paso más al estudiar la señalización celular del complejo formado por ambos receptores
Biocruces esquizofrenia

Un consorcio internacional de centros de investigación entre los que figura el Instituto BioCruces ha establecido los mecanismos de señalización celular del complejo molecular formado por los neurorreceptores de serotonina 5HT2A y el glutamato mGlu2. El estudio se ha publicado en la prestigiosa revista Science Signaling
Los receptores de la serotonina 5HT2A son la diana biológica sobre la que actúan en el cerebro sustancias alucinógenas como el LSD o la mescalina y, en sentido opuesto, el bloqueo de la activación de estos receptores constituye uno de los mecanismos farmacológicos de los antipsicóticos atípicos. Los grupos líderes de este estudio demostraron el pasado año la existencia de un incremento e hiperactividad de receptores 5HT2A en corteza prefrontal de sujetos con esquizofrenia libres de tratamiento. Los receptores metabotrópicos mGlu2 del glutamato representan una nueva diana farmacológica de interés para el tratamiento de la esquizofrenia.

Durante los últimos años, diversas compañías farmacéuticas han desarrollado ensayos clínicos para el tratamiento de la esquizofrenia basados en la actuación sobre esta diana. Anteriormente, el consorcio de grupos había publicado en la revista Nature que ambos receptores, considerados tradicionalmente como entidades separadas, son capaces de formar complejos moleculares denominados heterómeros y que estos complejos podían explicar la eficacia de nuevos fármacos dirigidos al receptor mGlu2 sobre las alteraciones descritas para el receptor 5HT2A en la esquizofrenia.

El trabajo ahora publicado representa un paso más al estudiar la señalización celular del complejo formado por ambos receptores. Se demuestra que la activación del receptor mGlu2 cuya señalización celular se transmite a través de un tipo de proteínas denominadas proteínas Gi, es capaz de iniciar la señalización de otro tipo de proteínas denominadas Gq/11 que son características de la señalización mediada por el receptor 5HT2A. El estudio muestra la necesidad de la presencia en el complejo tanto de ambos receptores como de las diferentes proteínas G implicadas para que las señales biológicas se transmitan en condiciones adecuadas. El hallazgo se observa en modelos celulares de neuronas, en modelos animales y en tejido cerebral postmortem humano.

Dejar un comentario